Avila. Murallas de Avila.

 

Fotografía de las Murallas de Ávila de cerca, y si haces click aqui una panorámica desde los Cuatro Postes, donde parece ser Santa Teresa se quito las Sandalias y las sacudió y dijo aquello de “de avila no quiero ni el polvo” o algo así, la verdad que yo no estaba alli, para confirmar la noticia.
Estas vacaciones de Semana Santa las pasamos conociendo parte de la península ibérica que desconocíamos, Castilla León, las provincias de Ávila, Segovia y Salamanca, bueno realmente las ciudades y algunos pueblos, y nos ha gustado muchísimo. Las ciudades por descontado, lugares llenos de historia y belleza, pero lo que más me impresionó, fue la inmensidad de las llanuras, no ver una montaña a lo lejos, y ver por la noche en la lejanía muchísimos pueblos flotando en la oscuridad. El tiempo pues recio, frio y seco. Ya íbamos avisados.

 

Nuestro “campamento base” fue Arévalo, la segunda ciudad en importancia de la provincia de Ávila después de la capital, a pocos kilómetros de Cabezas del Pozo, el pueblo donde nació nuestra amiga Raquel que nos hizo de guía por su tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *